Mucho se ha hablado sobre el Coaching emocional y los beneficios que tiene para las personas. Aquí te contaremos todo lo que debes de saber sobre esta técnica pensada para ayudarte a alcanzar tu máximo potencial mediante el manejo y conocimiento de tus emociones.

Definición de Coaching emocional

La mejor forma de definir qué es el Coaching emocional es como si se tratase de tener un tutor en matemáticas, solo que esta vez la materia es emociones y no se trata de la escuela, sino de la vida real.

El coaching emocional es un proceso en el cual, un experto te acompañará ayudándote a conseguir tus metas y objetivos brindándote enseñanzas sobre tus emociones. Es tener a un tutor que estará contigo en los momentos más fáciles y difíciles de tu vida mostrándote cómo reconocer lo que sientes, procesarlo y manejarlo.

¿Qué es lo que hace un Coach Emocional?

  • Te acompaña: Una de las principales tareas que ofrece el Coaching emocional es acompañarte en tus mejores y peores momentos de tu vida. Será como un amigo que estará contigo cuando lo necesites dándote así, apoyo y también consejos y soporte que te ayudarán a crecer.
  • Te cuestiona: Entre los objetivos que encontramos en el acompañamiento de un coach emocional, está el ayudarte a salir de tu zona de confort. Para ello, el coach se encargará de plantearte preguntas y cuestionarte para que así tú mismo puedas encontrar tus respuestas y seguir tu propio camino.
  • Te contagian: Otra de las tareas que tiene un Coach emocional es el contagiarte emociones y motivarte a sentir. Así es, su tarea no es que no sientas, sino que aprendas a identificar qué sientes y usar eso a tu favor, para ello aprovechan su cercanía y confianza.
  • Te instruyen: Por último, una de las actividades que todo coach debe de cumplir, sobre todo si estás pagando por su acompañamiento, es el instruirte o capacitarte. Para ello, un coach usará tanto sus conocimientos como experiencias e incluso ejercicios prácticos que te permitirán aprender y también crecer como persona.

¿Cuándo es necesario contar con un coach emocional?

Si sientes que tu vida se ha estancado y por más que hagas, no llegas a ningún lado, o si crees que tus emociones te gobiernan al grado que ellas deciden por ti y no puedes con ello, entonces es probable que necesites ayuda.

No hay nada de malo en aceptar ayuda, al contrario, esta es una señal de madurez y de que eres alguien con aspiraciones a crecer. En pocas palabras, tener a un coach emocional se vuelve necesario cuando tus emociones y tus circunstancias te superan y no sabes qué hacer.

¿Cómo elegir un coach emocional?

Elegir un coach emocional es tan importante como elegir una pareja, la universidad en la que estudiar o el automóvil que te vas a comprar. Te recomendamos poner atención en estos 3 puntos para así, elegir al mejor coach emocional de todos.

  1. Su experiencia: La experiencia es fundamental en un coach emocional, de hecho, puede hablar más de él que su misma actitud. Entre más experiencia tenga el coach, más podrás aprender de este, así como más conocimientos y más técnicas podrá aportar a tu vida. Los coach con más experiencia, también suelen ser los más cotizados.
  2. Sus conocimientos: Junto con la experiencia, los conocimientos resultan ser muy importantes para los coach pues esto se traduce en herramientas para ayudarte a crecer como persona. Entre más conocimientos tenga y más experiencia acumule, más valor podrás adquirir de este por lo que es importante ver su CV.
  3. La empatía y confianza: Por último, te recomendamos prestar mucha atención a la confianza y empatía que este puede despertar en ti. Y es que no tiene sentido contratar a un coach con el que te sientes incómodo y que en el que simplemente no confías.