El poder del cuento

“Leer nos da un sitio al que ir cuando tenemos que quedarnos donde estamos”, nos dice
Mason Cooley, conocido aforista estadounidense.


Y es que a veces, necesitamos volar lejos. La mejor forma es leyendo algo que nos lleve a
esos lugares únicos: novelas, pooemas, historias,… Y cuentos. Aquellos cuentos que nos
hablan de nosotros mismos, que nos sorprenden al leerlos, porque nos vemos en esos
personajes, protagonistas de nuestra vida, tal y como ocurre en la realidad. Son los cuentos
los que nos hacen llorar y notar que es nuestro corazón el que se rompe, nuestro estómago
se encoge o, por el contrario, sonreímos al decir: reconozco esa situación, yo estuve ahí.

Si estás en un momento en el ya no sabes como expresar eso que te hace sentir «raro», o
piensas que estás solo en esto, LEE. Ese mundo, tu mundo, único, está plasmado en papel
y es posible encontrarlo para que, desde el otro lado del espejo, veas reflejada la persona
más especial de tu vida: TÚ.

Verónica Quesada